UNA CALORÍA NO ES SIMPLEMENTE UNA CALORÍA

Por el Entrenador Físico & Experto en Nutrición, Jake Coyle

La versión científica:

Creo que la pérdida y el aumento de grasa corporal resultan primordialmente al regular o aumentar de manera consistente los niveles de azúcar en la sangre. Incluso si alguien se encuentra por debajo de su nivel de mantenimiento calórico, pero consistentemente consume alimentos procesados o jarabe de maíz de alto contenido de fructosa (causando así subidas repentinas de azúcar en la sangre), ¡se enfrentará a una lucha para perder GRASA! Tan pronto el cuerpo percibe que hay demasiada glucosa en la corriente sanguínea, el pancreas reacciona e inmediatamente provoca una respuesta de la insulina al transportar el exceso de glucosa a los almacenamientos de grasa. El verdadero problema no es el simple almacenamiento de grasa que ocurre cada vez que aumentas el azúcar en la sangre. La raíz del asunto es el impacto hormonal que ocurre cuando el azúcar en la sangre aumenta consistentemente. El individuo que está en un plan de comidas bajas en calorías, pero aún así aumenta el azúcar en la sangre regularmente, tendrá niveles inhibidos de glucagón y otras hormonas que juegan un papel significativo en la pérdida de grasa.

Así mismo, la persona que está a dieta y aumenta regularmente el azúcar en la sangre tendrá niveles elevados de lipoproteína lipasa y otras hormonas que estimulan el almacenamiento de grasa y retrasan su descomposición para utilizarse durante momentos de esfuerzo o ejercicio físico. Además de eso, la mayoría de gente que lucha con la pérdida de peso durante años, ¡actualmente daña el páncreas por su uso excesivo! Cuando el cuerpo humano está expuesto de manera consistente a aumentos repentinos del azúcar en la sangre, con el tiempo la susceptibilidad a los azúcares se vuelve perjudicial para lograr pérdida de grasa corporal y buena salud en general.

Conclusión:

He trabajado con muchísima gente que me consulta para tratar de perder peso y que no consumen una gran cantidad de calorías. En la mayoría de los casos descubrimos que están saltándose las comidas, comiendo muchas calorías vacías, y de manera regular están aumentando el azúcar en la sangre. Típicamente, estos candidatos para perder peso están consumiendo todas sus calorías en un periodo de 4-6 horas y pasando hambre el resto del día. Si tu meta calórica es de 1400 calorías para bajar de peso y grasa corporal y comes esa cantidad entre las 4-10pm, ¿crees que verás resultados? No, probablemente no.

Creo que la manera más saludable de transformar el cuerpo humano es crear el ambiente perfecto internamente a través de comidas balanceadas, 4-6 diarias a lo largo del día (y no aumentar el azúcar en la sangre).

Lograr tu meta no es ninguna ciencia, y te ASEGURO que no exige que consumas tentempiés de 100 calorías, escuches al Dr. Oz o leas miles de libros sobre dieta.

La clave está en alimentar tu cuerpo con suficiente proteína, carbohidratos naturales y no procesados y una gran cantidad de verduras frescas.

Siempre hazte esta importante pregunta, ‘¿Fue esto hecho por el hombre?’ Si así es, ¡te recomendaría comerlo solo esporádicamente!

Productos relacionados