EL CAMINO HACIA RÍO

La atleta Global F.I.T., Barbara Filiou, estará representando a Grecia en los Juegos Olímpicos en Río este año. Ella nos cuenta lo que le espera durante esta experiencia.

Para alcanzar mi meta de calificar para los Juegos Olímpicos, me tuve que mudar al Centro de Entrenamiento Olímpico de Rusia, ¡lejos de mi familia y de la gente que amo! Durante los 2 últimos años antes de los Campeonatos Mundiales de 2015, el evento que califica para los Juegos Olímpicos de 2016, he estado viviendo y entrenando en Rusia, solamente regresando a casa en Atenas, Grecia en la Navidad y durante los Campeonatos Nacionales Griegos. Por muchos años, Rusia ha sido el país líder en el deporte de la gimnasia rítmica, por lo que finalmente decidí mudarme allá. El Centro de Entrenamiento Olímpico en Novogorsk es donde viven no solo los mejores gimnastas rítmicos del mundo, sino también los mejores y más experimentados entrenadores, los mejores coreógrafos, y en donde está ubicada la instalación de entrenamiento de clase mundial, diseñada específicamente para las necesidades de los gimnastas. Mudarme a Rusia me ha dado la oportunidad de aprender de los mejores, entrenar entre los mejores y estar en el mejor centro de entrenamiento del mundo.

La gimnasia rítmica es un deporte muy duro y exige muchas horas de entrenamiento diario y difícil. Dediqué la mayoría de mi tiempo al entrenamiento, hasta 8 horas diarias, a fin de lograr los mejores resultados. Esta preparación incluyó, no solo trabajo en mis programas de gimnasia rítmica, sino también entrenamiento en ballet, fuerza y acondicionamiento físico, rutinas cardio y masaje. Además de la preparación física en el Centro de Entrenamiento Olímpico, competí anualmente en unas 15 a 20 competencias, para así estar preparada tanto física como psicológicamente. Para todo atleta, estar preparado mentalmente es tan importante como estar preparado físicamente, razón por la cual mi plan antes de los grandes torneos incluye muchos otros más pequeños.

El año que precede a los Juegos Olímpicos será difícil, pero es un año en el que tengo puestas grandes esperanzas a medida que me esfuerzo por ser mejor que nunca. Es importante que esté en perfecta forma física y en buena salud a fin de competir en mi mejor estado. La gimnasia rítmica es un deporte artístico que exige una coreografía detallada, movimiento sincronizado y armonía con la música. Es por esto que necesito mejorar y perfeccionar cada movimiento y cada detalle en cada uno de mis cuatro programas. Esto exigirá muchas horas más de fuerte entrenamiento, buen estado psicológico, y cuidar de mi dieta para asegurar que mi peso esté estable. A este respecto, los productos de Aloe Vera son muy importantes y ayudarán a proporcionar el apoyo, la fortaleza y el reaprovisionamiento que necesito cuando mi cuerpo quede exhausto después del ejercicio. Al seguir trabajando para alcanzar mis metas en los Juegos Olímpicos de Río, continuaré con mi rutina en el Centro de Entrenamiento Olímpico en Novogorsk, Rusia. Esto me permitirá seguir entrenando en las mejores circunstancias. También participaré en muchas competencias para las cuales tengo que prepararme. El horario incluye muchos viajes en el extranjero, entre ellos eventos del Grand Prix, Copas Mundiales (World Cups), los Campeonatos Nacionales Griegos y Campeonatos Europeos. Quiero lograr los mejores resultados que sea posible en las Copas Mundiales, porque estos son importantes eventos que preceden a Río, pero en el 2016, el torneo más importante para mí serán los Campeonatos Europeos que tendrán lugar en Holon, Israel. Mi meta es estar entre los primeros 6 en este evento. Y finalmente, al viajar a Brasil en agosto, me propongo alcanzar mi meta más grande, ¡ser una de las primeras 12 finalistas en los Juegos Olímpicos del 2016!

Barbara Filiou, Atleta Global F.I.T.