TU MENTE Y EL CUIDADO DEL CORAZÓN

Meditar para levitar. Esta es una frase que me enseñó en la escuela mi maestro de concentración mental. Para tener éxito en cualquier área de tu vida debes comenzar con tu alma, paz mental y un corazón lleno de amor.

Se nos ha enseñado que debemos comer sanamente, evitar las grasas perjudiciales y los alimentos procesados, eliminar los cigarrillos y no tomar cantidades excesivas de alcohol, todo esto en combinación con ejercicio diario y regular. TODOS estos son factores importantes para bajar la presión arterial, mantener a raya la obesidad y proporcionar al cuerpo los nutrientes que necesita para órganos sanos, buena función corporal y altos niveles de energía

Si estás entre el 90% de personas que no va con regularidad al gimnasio para levantar pesas, o no corres maratones de 10k, entonces te ofrecemos aquí algunos consejos fáciles para mantener feliz tu corazón y disfrutar los increíbles beneficios para tu salud. Atrás quedaron los días cuando solo los hippies y yoguis se sentaban en círculos para entonar sus mantras repetidamente y quemar incienso con el grito de delfines como fondo. Sacar 5 minutos al día para sentarse atento y relajar la mente y el cuerpo proporcionará fabulosos beneficios a tu salud.

Nuestra salud mental es parte importante de nuestra salud corporal. Lo mejor de la meditación, o vivir en el presente, son esos breves momentos que me gustaría llamar “siestecitas del cerebro”. ¿Has notado que a veces totalmente desenchufas tu mente mientras lees un libro, ves una película, observas el fuego en la chimenea, o incluso cuando manejas (que dicho sea de paso, no es recomendable)? De repente, te das cuenta de que no tienes idea qué leíste, viste, o cómo llegaste adonde estás.

Estas siestecitas del cerebro son la manera como tu mente se traslada a un lugar feliz y tranquilo, ¡y presto!, le has hecho bien a tu corazón. Entonces no necesitas encender incienso si te sientes incómodo con eso; en su lugar, empieza a tejer algo, cómprate un rompecabezas, o ve a que te den un masaje. ¡Meditar para levitar es la clave para sentirte más saludable y feliz!

Aparta esos preciosos minutos cada día para escuchar tu cuerpo. Relajar tu mente no solo baja la presión arterial, mejora tu ritmo cardiaco y respiración, y activa tu cerebro, ¡sino que también te motivará a mejorar tus hábitos diarios y a esforzarte para estar más sano, más feliz y más delgado! ¿Conclusión? ¡Nada de peros, excusas, ni pretextos!


Rellu Pats, EAU
Equipo Global de F.I.T.