Nutre el éxito y dale tiempo para crecer


El bambú es una planta única, ya que se tarda más en crecer que otras plantas y cultivos. 


Quizás te preguntes qué tiene que ver el bambú con Forever, pues somos la Compañía del Aloe Vera. Puede que el bambú no tenga mucho que ver con Forever o nuestros productos, pero la lección que nos puede enseñar tiene mucho que ver con nuestro negocio.


Hay una historia de un agricultor que decidió que quería más en su vida de lo que sus vecinos tenían. El maíz, el trigo y otras cosechas eran confiables, pero no conducían su vida en la dirección que él quería. Oyó decir a alguien en una ciudad cercana que el bambú podía crear enorme riqueza para su familia, si solo estaba dispuesto a persistir a través de su crecimiento y cosecha.


El agricultor se puso a trabajar, sembrando su nueva cosecha a pesar de la incredulidad de sus compañeros agricultores. Estaba seguro de que su nueva empresa ayudaría a su familia y que la paciencia les daría éxito y abundancia durante muchos años por venir.


Pasó un año y los otros agricultores estaban ocupados recogiendo sus cosechas y llevándolas al mercado. Siguió firme frente a sus burlas cuando se jactaban de que sus cosechas habían crecido y les habían dado ganancias para realizar sus próximas empresas. Sin embargo, a su bambú ni siquiera le había brotado una ramita.


Él seguía con la cabeza gacha, cuidando los campos de bambú, confiado en que sus plantas crecerían y alcanzarían su pleno potencial. Pasó otro año y luego otro, hasta que cuatro años después de haber plantado las semillas, las plantas de bambú empezaron a dispararse desde el suelo, creciendo casi un pie al día. En muy poco tiempo, el agricultor tenía casi un bosque entero de bambú, su inversión finalmente realizada.  


Durante todos esos años, aunque parecía que no pasaba nada, las raíces del bambú se estaban fortaleciendo y creciendo para establecer una base robusta sobre la cual crecer hasta llegar muy alto.  


A medida que seguimos celebrando 40 años de éxito en Forever, es importante reconocer el valor de la persistencia y tomar tu propio camino. Incluso si todavía no puedes ver resultados tangibles, tu dedicación valdrá la pena.


Al igual que el agricultor de bambú que ignoró a aquellos a su alrededor que no tuvieron su visión, cada uno de ustedes puede construir el futuro con el que sueña al tener fe en su trayectoria y paciencia para hacer su sueño realidad.    

Forever suyo,
Rex Maughan