Recordando el fundamento sobre el que se construyó a Forever


Recuerdo que cuando Forever comenzó, el éxito fue increíble y crecimos rápidamente. Pero, como ustedes saben con cualquier negocio, no siempre es fácil. A veces, hay un bache en el camino que nos obliga a buscar fuerzas para seguir adelante.


En la Navidad de 1982, estaba sentado en casa con mi familia cuando sonó el teléfono. Nos informaron que una helada en nuestros cultivos de Aloe en Texas lo había destruido todo. Inmediatamente viajé a Texas para ver lo que podíamos hacer, confiando y orando que cuando llegáramos la situación no fuera tan mala como las noticias que había recibido, pero no fue así. Vimos que no había quedado nada de nuestro Aloe. Y nuestro negocio inmediatamente empezó a sufrir.


Hubo algunos FBOs que se fueron, pero lo que es más importante, hubo otros que se quedaron. Fue un tiempo difícil para nosotros. Arriesgamos todo para mantener el negocio y hubo muchas noches sin dormir. Sin embargo, estábamos convencidos de que estábamos haciendo lo correcto. Decidimos que esto no nos volvería a pasar. Viajamos a la República Dominicana, compramos toda la tierra que pudimos y empezamos a cultivar Aloe en una de las zonas climáticas más seguras del mundo. Además de los acres de plantaciones en la República Dominicana, ahora tenemos sembrados en México y el Sur de Texas.


Fue una lección difícil que aprender, pero durante esos tiempos difíciles nos volvemos más fuertes y es cuando crecemos más.  Echamos raíces que nos fortalecieron y nos ayudaron a superar retos y obstáculos que trae la vida.


He aprendido que los principios sólidos y las creencias centrales no tienen una fecha de caducidad. Nunca pasa de moda o es obsoleto ser amable con los demás, cumplir con tus compromisos y tratar a la gente como quieres que te traten. Sé que muchos de ustedes quizás no sepan de esta historia, ya que son nuevos en la compañía. Me siento muy feliz de que seas parte de nuestra familia Forever, pero te pido que seas consciente del fundamento sobre el que se construyó esta compañía. Forever se fundó en base a los principios de pagar las más altas bonificaciones que fuera posible, proporcionar los productos más eficaces y de la más alta calidad, y capacitar a la gente para ayudarse mutuamente. 


No hay atajos para el éxito en nuestro negocio. Por supuesto, la velocidad con la cual alcanzamos ciertos niveles puede variar, pero los principios fundamentales permanecen constantes y seguirán constantes al seguir nosotros nuestro viaje.


Nunca olvides que eres parte de algo especial: un negocio desarrollado en base a tomar el camino más difícil. Tal vez no sea tan rápido y glamoroso como quisieras, pero puedes estar seguros de que el camino donde tienes que arremangarte y trabajar duro es más significativo, maravilloso, satisfactorio y más duradero de lo que te puedas imaginar.



Forever suyo,


Rex Maughan 

Productos relacionados