Al ritmo de la naturaleza

Se sabe bien que el trabajo constante y dedicar horas y atención infatigable a sus negocios están directamente relacionado con alcanzar más. Entiendo que parte de mantener el impulso significa estar mirando tu teléfono más a menudo de lo que probablemente desearías. Puede parecer como si constantemente estás sobre la marcha, sin nunca tener la oportunidad de un descanso.  Aunque parezca que nada desacelera la marcha, la naturaleza, por otro lado, tiene una manera especial de mostrarnos otro ritmo.

Cuando apenas era un muchacho, creciendo en Idaho, recuerdo que sacaba tiempo para detenerme y observar la majestuosidad de la naturaleza que me rodeaba. Me encantaba estar al aire libre y la energía que me llenaba cuando me sentaba a mirar el inmenso cielo azul. Fue durante esas ocasiones que llegue a entender y respetar las lecciones que nos brinda la naturaleza – comunidad, libertad y destino.

Es increíble lo pequeño que puedes sentirte cuando te encuentras en el bosque. Sentado, yo solo, observaba los pájaros, animales e insectos interactuar entre sí y escuchaba la brisa susurrar entre las hojas de los árboles. Aunque me sentía pequeño, me daba cuenta de que era parte de algo más grande. Tal como los pájaros, las hormigas y los árboles, todos desempeñamos un papel en nuestra comunidad. Lo que hacemos, tiene un impacto directo en lo que nos rodea. Por eso es que creo en la importancia de la conservación y protección del medio ambiente.

Claro, el águila siempre ha sido para mí un símbolo de libertad. Solía disfrutar verlas extender sus alas y deslizarse sin esfuerzo a través del firmamento. Así como estos pájaros se elevan, nosotros también debemos levantar nuestros pies del suelo para dar el salto de fe y encontrar libertad. A veces, es solo tener la fe, dejar que el viento nos lleve, y desprendernos de nuestra red de seguridad.

Si alguna vez te has sentado cerca de la naturaleza y encontraste una fuente de agua, probablemente notaste como fluye la corriente natural. Sin importar qué roca o residuos se interpongan en el camino, el agua se impulsa a través de estos para llegar a su destino final – tal vez un hermoso lago grande o incluso el vasto mar. Ir en contra de la corriente no es fácil, pero a veces creamos resistencia al no creer en nosotros mismos, o no dejar que nuestro destino se revele. Debemos liberarnos de esa resistencia y tener fe en saber que nos llevará a nuestro destino final.

Pensando en nuestro Rally en Dallas el próximo año, los animo a experimentar la naturaleza y observar sus lecciones al visitar una de nuestras propiedades de Forever Resorts en los Estados Unidos. Al planificar su tiempo aquí, asegúrense de reservar un viaje a uno de nuestros centros turísticos. Pueden disfrutar de muchas y variadas experiencias, desde una casa flotante en un pintoresco lago, una aventura en las aguas rápidas de un rio o ver uno de nuestros espectaculares cañones en Arizona o Utah.

Saca tiempo para estar al aire libre y buscar una nueva aventura cerca de la naturaleza. ¡Te lo debes a ti mismo, ¡desacelerar el ritmo cuando llegues aquí!

Forever suyo,

Rex Maughan