El proceso de nuestra evolución

¿Alguna vez has oído a alguien decir que el tiempo y la sabiduría están relacionados? Tal vez hayas conocido a alguien que es “más sabio que sus años”, o a una persona con conocimientos que te gustaría adquirir si solo tuvieras el tiempo para obtenerlos. Es fácil relacionar el tiempo con el conocimiento por su obvia correlación. Más tiempo para aprender debería equivaler a más cosas aprendidas. Sin embargo, creo que incluso las personas más sabias lo son solo en la medida que pongan sus conocimientos en práctica en la vida. Siguiendo con los coloquialismos, por ello es que se usa mucho la frase “las acciones valen más que mil palabras”.

Para mucha gente, el que estemos celebrando 40 años en nuestro negocio quiere decir que hemos adquirido mucha sabiduría en lo que tiene que ver con nuestra industria, la producción y cosecha del Aloe Vera, e incluso el desarrollo de un sólido plan de mercadotecnia que ha sido probado a través del tiempo. Por supuesto, con los años nos hemos vuelto más conocedores de estas cosas, pero depender solamente de esa sabiduría sería desperdiciar esos preciosos años.

Una de las cosas de la que más me siento orgulloso en Forever es que, como compañía, nunca nos hemos apoyado exclusivamente en los éxitos del pasado. Toda la sabiduría que hemos obtenido, hacemos que funcione a nuestro favor. Cada lección que aprendemos, la utilizamos para hacernos más fuertes. Cada éxito por el que estamos agradecidos, formula nuestros próximos pasos. 

Las operaciones de nuestras instalaciones de fabricación y producción se esfuerzan por mantenerse progresivas. No solo aprendemos de experiencias del pasado, sino que sabemos que el continuo conocimiento en cada campo solo nos fortalecerá a medida que seguimos adelante. Nuestros ejecutivos y equipos de desarrollo empresarial siguen avanzando en el plan de mercadotecnia a fin de asegurar que sigamos actualizándonos en nuestra estructura de remuneración y añadiendo beneficios que brinden las mayores ventajas a nuestros Forever Business Owners.

Solo puedes generar cambios y avanzar si sacas el tiempo para mirar hacia atrás y verdaderamente reflexionar en lo que has aprendido, ya sea bueno o malo. Esto no es solo cierto para Forever, sino también para cada uno de ustedes. ¿Puedes recordar tu primer cheque del Chairman’s Bonus? ¿Recuerdas cómo te sentiste al lograr el incentivo del Rally Global o el Retiro de Gerentes Águila? Piensa en lo duro que trabajaste para ganarte el broche de Gerente y lo orgulloso que te sentiste en el momento que fuiste reconocido por ello.

Pero también te marcaron aquellos momentos en que experimentaste el fracaso, cuando dudaste de ti mismo, cuando fuiste moldeado por los tiempos difíciles. Esos son los momentos que te hicieron sabio y te enseñaron lecciones sobre ti mismo que de otra manera nunca hubieras aprendido. Hay dos caminos que puedes tomar con la sabiduría que obtengas: el camino de la autocomplacencia o el de la evolución.

Como hemos podido constatar, no hemos de apoyarnos únicamente en nuestros 40 años en el negocio. Eso podría ser una senda peligrosa hacia el estancamiento y arriesgar nuestra habilidad de ayudar a gente de todo el mundo a lucir y sentirse mejor. Claro, ha habido momentos estupendos, avances y un sinnúmero de éxitos en nuestro pasado, pero no nos detendremos ahí. En vez de eso, utilizaremos lo que hemos aprendido para inspirarnos en los próximos 40 años de Forever. ¡Animo a cada uno de ustedes a hacer lo mismo!

Forever suyo,


Rex Maughan