CONSEJOS PARA AYUDARTE A MANTENER TU SALUD DIGESTIVA

¿Tienes una pregunta sobre digestión?

Cada año se nos inunda con un sinnúmero de tendencias alimenticias que sugieren que omitamos o incluyamos ciertos alimentos en nuestra dieta diaria.

¿Lácteos o no lácteos, con gluten o sin gluten? ¡Cada vez es más difícil mantenerse al día!

A pesar del continuo debate sobre qué alimentos deberíamos comer, la verdad es que sin importar los avances en la investigación alimenticia, nuestro sistema digestivo no ha cambiado. A medida que nos aventuramos en el campo de la alimentación saludable, es esencial tener en cuenta la importancia de tu salud digestiva. He aquí algunos datos interesantes que recordar para tomar las mejores decisiones en cuanto a tu salud:

La bacteria ‘amistosa’ puede ayudarte: Muchos alimentos que comemos consisten de organismos vivos—también conocidos como probióticos. Lograr un equilibrio de micros saludables en nuestro sistema resulta en un sistema digestivo más sano, natural y equilibrado. Los probióticos pueden encontrarse en ciertos alimentos como el yogur, la leche, los quesos blandos, el pan agrio e incluso el chocolate.

La pérdida de peso y una digestión adecuada van de la mano: ¡Paso lento y constancia ganan la carrera! Detoxificar o limpiar el cuerpo internamente puede ayudar en el proceso de mejorar tu salud digestiva y la pérdida de peso a largo plazo. Nuestros cuerpos necesitan un ‘reinicio’ ocasional para que funcionen al máximo.

Los alimentos pueden fomentar la digestión saludable: Tu sistema digestivo está diseñado para transformar lo que comes en energía y extraer vitaminas y minerales para mantener un óptimo funcionamiento. Apoyar tu sistema digestivo con una dieta balanceada ayuda a mejorar la absorción y utilización de nutrientes. Los vegetales verdes contribuyen a que las células en tu intestino funcionen adecuadamente, mientras que alimentos como el ajo y el jengibre ayudan a luchar contra la infección, las bacterias y los virus dañinos.

¿Por qué es la fibra tan importante? Cuando consumes y digieres los alimentos, la fibra ayuda a mover los desechos a través del aparato digestivo. Disminuir la cantidad de desechos en tu cuerpo equivale a la eliminación de toxinas dañinas, lo cual puede disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades digestivas.

Las bebidas calientes promueven la digestión: Es la razón por la que te ofrecen una bebida caliente después de tu comida en el restaurante. Ya sea antes o después de tus comidas, el agua y el té caliente son maneras excelentes de fortalecer tu aparato digestivo. Las hierbas que estimulan la digestión sana y con los que puedes preparar perfectos tés herbales son la manzanilla, la menta y la canela.